PREV
NEXT

El pasado sábado se disputó en el Pabellón Samuel Ferrer de Cuenca la Quinta Prueba de la Liga Regional de Bádminton, con la organización del Club Albatros Cuenca y la Federación de Castilla-La Mancha de Bádminton y la colaboración de Porcelanosa Vicosaz, la Fundación Caja Rural de Cuenca Globalcaja, la Diputación de Cuenca y el Ayuntamiento de Cuenca.
Un total de 71 jugadores se dieron cita para disputar la prueba con la mente puesta en hacerlo lo mejor posible.
La jornada comenzaba con dudas debido a la inestabilidad meteorológica y la posibilidad de tener que prescindir de alguna pista por culpa de las goteras. Al final el tiempo respetó el torneo y se pudo desarrollar con total normalidad.

Resultados


La jornada fue maratoniana, con 10 horas ininterrumpidas y más de 150 partidos disputados, con las 6 pistas en actividad en todo momento.
La primera categoría en entrar en competición, el grupo A masculino, donde los albaceteños Miguel Serrano padre y Miguel Serrano Jr. se plantaban en la final después de deshacerse del ciudarrealeño Luis Fidel Mondejar y del conquense Julián Cañas respectivamente, en las semifinales.
Ya en la final, Miguel Serrano Fernández impuso su veteranía y se tomaba la revancha de la final del año pasado, donde Miguel Serrano Quereda venció a su padre.
En el grupo B, el conquense Joaquín del Amo contaba sus partidos por victorias y se alzaba con el triunfo, venciendo en la final al toledano Víctor Criado.
En categoría femenina, dominio de la jugadora del Drop Toledo Claudia Leal, a la que sólo plantó cara en la final una veterana e incombustible Cristina Lamas que demostró una vez más que sigue estando entre las mejores. Las jugadoras locales María Jesús Garrido y María Fernández alcanzaron los cuartos de final y estuvieron a un pasito de entrar en las semifinales.
En sub-13 masculino dominio de Álvaro Leal, del Drop Toledo, que demostró su superioridad, derrotando al moraleño José David Bacete en una final donde el pequeño de los Bacete no se rindió en ningún momento y puso todo el empeño en hacer la final lo más larga posible.
Con estos dos jugadores y algunos más que pudimos ver el sábado el futuro del bádminton en Castilla-La Mancha está asegurado, tanto en chicos como en chicas.
En sub-13 femenino, la final más reñida del día, la albaceteña Clara Campos se enfrentaba a la toledana Inés Piñas.
Las dos venían de disputar la categoría absoluta en la que habían hecho un buen papel.
En la final demostraron sus cualidades, técnica y saber estar que están adquiriendo poco a poco.
Se nota que detrás de ellas está el trabajo de grandes entrenadores que les están enseñando a dominar este deporte tan completo.
El primer set fue para Clara, que impuso su ritmo y dominó a su rival desde el principio, 21-11.
En el segundo set el panorama cambió e Inés reaccionó y se pudieron ver las fases del partido más espectaculares.
Clara quería cerrar el partido en este segundo set e Inés luchaba por seguir en el partido.
El resultado, 21-19 para Inés Piñas, que forzaba el tercer y definitivo set.
El tercer set fue un toma y daca, un intercambio de golpes feroz que acabó con la victoria de Inés Piñas, ante el aplauso del público, que premió el esfuerzo de las dos jóvenes jugadoras.
Con la entrega de trofeos finalizaba una jornada llena de buen bádminton y un excelente ambiente.
Para concluir, desde el Club Albatros Cuenca agradecer la presencia de los diferentes clubes de la región sin los que no hubiera sido posible la realización del torneo.