PREV
NEXT

De nuevo otro día especial. Por la mañana, sesión de entrenamientos y piscina y por la tarde... clase de aquagym dirigida por Eva Gómez-Lanza en la piscina del Castillo de San Servando, un sitio espectacular con unas vistas inmejorables de Toledo.

Tras la piscina, paseo por la senda ecológica que bordea el río hasta la tirolina. Todos los atrevidos pudieron disfrutar de una de las mayores tirolinas urbanas del mundo!

Después de este subidón de adrenalina, a reponer fuerzas con la cena en otro paraje especial, el parque Paseo del Tránsito.

Sin tener una explicación científica para ello, no sabemos cómo, pero empezó a "llover" y salimos del parque calados hasta los huesos... 

Así fresquitos pudimos afrontar el reto que se nos propuso con una gymkana por las calles de Toledo.